¿Cómo se trabajan las láminas de inyección trasera?

Material – Utilización - Procesado

La inyección trasera de láminas hace posible la producción de piezas de plástico que se utilizan para diferentes campos. A primera vista estos componentes no tienen mucho en común con las láminas originales, porque a través de la inyección trasera se producen cambios en la forma, el espesor del material y la resistencia.

Proceso, material y campo de aplicación de las láminas de inyección trasera:

Para mejor comprensión explicamos aquí muy simplificado el proceso de la inyección trasera de láminas. En primer lugar se elige un material de lámina que se ajuste más a las condiciones de aplicación posteriormente en base a las propiedades del material. A continuación se efectúa la impresión, que más adelante será decisiva para la óptica. Las láminas son ahora cortadas en forma y luego sometidas a inyección trasera (fundición inyectada). Se producen piezas de plástico que se ajustan a los objetivos. En el sector del automóvil son estos p.ej. consolas centrales, cristales de tacómetros, adornos, emblemas o displays. La razón de la gran aceptación es simple. 


Las piezas de plástico producidas de este modo son relativamente rápidas, flexibles y económicas de fabricar, y pueden ser producidas por la impresión en cualquier variante óptica. Si echa un vistazo a las cabinas de los vehículos de hoy en día, ve adornos y consolas centrales con apariencia real de madera o carbono. Todas estas son láminas de inyección trasera. Están disponibles en diferentes diseños, dependiendo del cliente, p.ej. con apariencia brillante, de carbono, de cromo o de metal, estructurado, como adornos de metal o de madera cepillada, en varios colores. Las posibilidades de uso son tan variadas como las variantes de diseño. Se utilizan principalmente láminas de policarbonato, polipropileno, acrilato, PET-G o poliéster.

Procesamiento de láminas de inyección trasera:

El corte de las láminas se lleva a cabo dependiendo del volumen de producción y la exactitud de detalle por troquelado, láser o plotter de cuchillas. El troquelado destaca por la alta velocidad y es por eso muy rentable para medianas y grandes series. Por el contrario, la producción de series pequeñas no es rentable en la producción de moldes de troquel. Cuando se imprime láminas que deben cortarse para ajustarse con precisión más adelante exactamente a las zonas adyacentes, la punzonadora a menudo carece de precisión.

Las cuchillas se desafilan con el tiempo, con lo cual la calidad de corte disminuye. Los costes consecuentes para el cambio de herramienta y los tiempos de parada de las máquinas relacionadas son inevitables.


El corte por láser se destaca por la exactitud. Dado que las láminas de inyección trasera a menudo se imprimen, para el mecanizado es necesario una cámara. La capa de material se determina mediante marcas de referencia. De esta manera se efectúa un corte exacto a lo largo del borde de impresión. Gracias al corte por láser sin contacto no se requiere la fijación del material. El contorno puede adaptarse de forma flexible y sin mucho esfuerzo. De esta manera se pueden cortar incluso pequeñas series o producciones individuales de manera rentable.

 

¿Tiene alguna pregunta? Estaremos encantados de aconsejarle.

 
© 1994 -2022 eurolaser GmbH. Todos los derechos reservados.


Cookie settings